4 consejos para decorar tu dormitorio de forma efectiva

consejos para decorar tu dormitorio de forma efectiva

Tu dormitorio debe ser ese refugio que te reciba luego de un largo día de trabajo, por lo que su decoración merece un poco más de atención que el resto de la casa. Si piensas comprar un departamento dentro de poco, entonces te encuentras ante la perspectiva de amoblar y adornar aquella habitación desde cero.

Existen algunos factores que debes tener en mente al diseñar la apariencia de este espacio. Para ayudarte con ese proceso, en el siguiente artículo te damos algunos consejos e ideas para decorar un dormitorio.

1.- Usa una paleta de colores más sutil

No debes encargarte de la decoración de dormitorios de la misma forma que lo haces con los demás cuartos. Después de todo, es necesario encontrar calma y tranquilidad en aquel espacio. Seleccionar buenos colores para la habitación te ayudará a evocar tales sensaciones sin problemas.

Un color que siempre encaja bien en el dormitorio es el azul en sus tonalidades más claras. Se trata de un color que transmite calma y quietud, lo cual viene genial en este ambiente. Puedes intentar con sus matices más iluminados como el cian claro u opciones más sobrias como el azul bebé.

También es posible seleccionar otros tonos dentro de la rueda de colores, pero independientemente del que selecciones, procura que se trate de un matiz claro. Esto evitará que el ambiente se sienta muy cargado.

Si te gustan las tonalidades más intensas, puedes incluirlas también en tus paredes. Sin embargo, intenta utilizarlas solo como un detalle complementario y no como el color protagonista de la habitación.

2.- No descuides la iluminación

Al igual que el color, la luz es un factor super importante en la decoración de tu habitación. Para empezar tienes tanto iluminación natural como artificial y debes tomar en cuenta ambas. Lo ideal es tener un espacio con bastante luz. Por lo general, la única fuente de luz natural en casa son las ventanas.

Un truco que puede ayudarte a iluminar mejor tu habitación es colocar un espejo frente a la ventana. Esto logrará que la luz se expanda en la habitación, lo cual es particularmente importante si cuentas con un departamento pequeño y el espacio no es un recurso abundante.

Ahora pasemos a la luz artificial. Usualmente, puedes hacer uso de tres tipos de iluminación: la general, la de tareas específicas y la de acentuación. La primera se consigue con focos ubicados desde el techo. La segunda la constituyen las lámparas de noche y otras fuentes de iluminación similares que ayudan con tareas específicas como leer o escribir.

Por último, la luz de acentuación cumple un rol puramente estético. Esta se coloca alrededor de un detalle u objeto decorativo que desees resaltar en la habitación. Lo ideal es incluir los tres tipos de iluminación, pero si tienes inconvenientes de tiempo o presupuesto, puedes conseguir resultados óptimos solo con las dos primeras opciones.

3.- Crea un punto focal

Un punto focal es un detalle en la decoración de casa que atrae la mirada y reclama el protagonismo en la habitación, marcando así mucho de su personalidad. Siempre es importante tener un punto focal en todas tus habitaciones. Sin embargo, el dormitorio es un espacio para relajarse, por lo que el detalle resaltante que selecciones debe ser mucho más sutil.

Por ejemplo, puedes optar por dejar la mayoría de las paredes desnudas y solo colgar una pintura en uno de los muros. De esa forma, aquel cuadro se convierte en un punto focal natural sin saturar la decoración de tu cuarto.

Otra alternativa es seleccionar colores opuestos. Simplemente debes seleccionar la tonalidad opuesta a la que predomina en tu dormitorio e introducirla por medio de un objeto. Algunas personas dejan que la naturaleza cobre mayor protagonismo colocando plantas en la decoración de la habitación.

4.- Añade diferentes texturas

De todos los métodos para decorar tu cuarto, existe uno que te permite crear una habitación más cómoda y acogedora sin mucho esfuerzo. ¿De qué método hablamos? De añadir texturas adicionales. Con estas conseguirás que el ambiente deje de sentirse plano y vacío.

La manera más sencilla de lograrlo es añadiendo telas y textiles a la habitación. Puedes empezar por un cobertor adicional sobre la cama que cumpla una función meramente decorativa. Otra opción consiste en añadir almohadas o alfombras.

De igual forma, colocar textiles sobre algunas paredes puede ofrecerles una textura que jamás conseguirías por medio de pintura o papel tapiz. El resultado será un espacio más mullido que te invita a tomar un descanso en cualquier momento del día.

Ten siempre en cuenta estos cuatro aspectos fundamentales en el diseño de este espacio. Si sigues estos tips para decorar tu cuarto, lograrás darle al dormitorio un aspecto que encaje contigo.

¿Estás pensando en adquirir un depa? Quispe y Mamani te ofrecen espacios de diseño con buenísimas ubicaciones y precios accesibles. Si deseas saber más sobre alguno de nuestros proyectos puedes contactarte fácilmente con nosotros.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 − tres =